image
El Toubkal (4167m)
por Isaac Ortega

El martes 1 de noviembre salimos desde Almería hacia Algeciras Joaquin, Nestor y yo, llegamos por la noche a Algeciras y pasamos la noche en un hotel,a la mañana siguiente cogimos un "Fast Ferry" de Algeciras a Tánger, una vez en Tánger alquilamos un "Gran Taxi" al que se convirtió en nuestro "AMIGO" durante el resto del viaje, El Abbassi Hassan, un hombre bueno que nos acompañó durante el resto de viaje a Marrakech, elegimos esta opción por todos los comentarios que nos habían dicho acerca de tener mucho cuidado en Tánger y tal, pero al final los miedos fueron infundados, no hay que tener miedo, más bien paciencia, si fuera otra vez intentaría ir en Avión directo a Marrakech o en coche propio...Tras aproximadamente 8 horas de viaje y "acojonados" por la forma de conducir de los conductores locales llegamos a Marrakech, al sur de Marruecos, hospedándonos en el "hotel Alí",nos impresionó esta ciudad, su oasis de palmeras, sus mezquitas, los olores, las calles bulliciosas de gente, el kaos ordenado de la circulación de motos (todos sin casco),coches y peatones jugándose la vida, el ruido incesante de los timbales, el zoco, la llamada a los fieles por altavoces a las 5:30 de la mañana para rezar, en fin, otra forma de vida..

Tras tomarnos un té en la terraza del "hotel Alí" contemplando las bonitas vistas nos fuimos a dormir...Al día siguiente, a las 7:00 de la mañana, cogimos otro "Gran Taxi" hacia Imlil, un pueblo ya en el Alto Atlas Marroquí, situado a 1700m de altitud, Una vez en Imlil, alquilamos una mula que nos llevaría las mochilas hacia el refugio del toubkal, tras 5 horas aproximadamente de caminata llegamos al refugio del Toubkal, a 3208m de altitud, teniendo toda la tarde para descansar, coincidimos en el refugio con más españoles, alemanes, franceses..

Después de cenar nos fuimos a los sacos. Al día siguiente, nos levantamos sobre las 7:00 de la mañana, y salimos hacia la cima sobre las 8:15 aproximadamente; El tiempo estaba algo inestable, con nubes que amenazaban nieve, pero decidimos tirar para arriba Al final nos estuvo nevando intermitentemente la mitad de la subida, llegando a la cima 3 horas más tarde; Tras la alegría de la cima ,lo único que queríamos era bajar rápido porque empezaba bastante fuerte y sabíamos que la nevada ya no nos iba a abandonar hasta el refugio por lo cerrado de las nubes,    era la primera  vez que estábamos por encima de 4000m y no sabíamos como se las podía gastar una nevada a esta altura, así que rápido para abajo!!! Llegamos unas 2 horas más tarde al refugio en medio de una intensa nevada, eran la 13:30 horas; Habíamos quedado ese mismo día a las 15:00 horas para que Omar, al que le alquilamos la mula, subiera al refugio a por nosotros para bajar hacia Imlil ,pero pensábamos que no subiría por lo intenso de la nevada, estábamos cansados y no nos habría venido nada mal poder quedarnos en el refugio descansando tola la tarde; al final Omar y su mula nos estaban esperando en el Refugio, así que sólo tuvimos tiempo de comer algo y preparar las mochilas para irnos hacia abajo en medio de la intensa nevada...Ya íbamos más relajados camino de Imlil,llegando al mismo sobre las 19:00 horas, donde nos estaba esperando El Abbassi Hassan, nuestro amigo, en otro "Gran Taxi" desde las 16:30.

Ya "solo" nos quedaba regresar en "Gran Taxi" hacia Marrakech; Una vez en Marrakech recuperar el "Gran Taxi" de Hassan,y volver hacia Tánger esa misma noche, llegamos a Tánger a las 8:00 aproximadamente de la mañana del día siguiente, habiendo viajado desde que abandonamos Imlil a las 19:00 horas del día anterior, un pasote...Nuestro "Fast Ferry" salía a las 10:30 de la mañana de Tánger a Algeciras, así que hicimos tiempo tomándonos algo en una cafetería del puerto de Tánger y a las 10:30 embarcamos rumbo Algeciras, llegando a las 11:30 a Algeciras y adelantando una hora el minutero al estar ya en España, por lo que eran las 12:30 de la mañana...Para acabar recogimos nuestro coche de un Parking y de vuelta para Almería...
Una buena "experiencia",no sólo por la montaña, que también, si no por el viaje en sí.

 

 

 

 

 

ESTOY SATISFECHO, EL VIAJE A MI ÍTACA PARTICULAR HA
CONCLUIDO. Y ME HA HECHO SABIO Y DIGNO. TAN SABIO Y DIGNO COMO PUEDE SERLO ALGUIEN CAPAZ DE LLEGAR HASTA AQUÍ SABIENDO
DE ANTEMANO QUE ES ABSURDO. TAN ABSURDO COMO BONITO
J.J SAN SEBASTIAN