image
Pico Margarita (5109 mtrs) Macizo del Rubenzori (Uganda)
por Rafael Martin Jiménez

Acabamos de bajar de la montaña. Había leído mucho sobre el pico Margarita en el macizo del Rubenzori de 5109 mtrs de altura, me resultaba difícil creer lo que leía ya que para ascenderlo, en todos los libros y artículos hablaban de una expedición a la antigua usanza, como lo hacían los exploradores del siglo XIX. Pues es cierto, en los ocho días que han consumido la ascensión, hemos tenido que contratar cuatro porteadores, un cocinero y un guía. Hemos atravesado selva, ciénagas con arenas movedizas y terreno rocoso muy mojado en el que tenias que andar con mil ojos. Para terminar en un glaciar que impresiona nada mas por el hecho de encontrarse en África en la misma línea del ecuador, en  el corazón de la selva haciendo frontera entre la Republica Democrática del Congo y Uganda. 
Nunca hemos sido partidarios de contratar guías pero en esta ocasión, además de obligarnos el gobierno de Uganda, creo que era totalmente imposible atravesar esas barreras naturales sin la ayuda de este.
Bueno os envío algunas fotos y así os hacéis una idea. Aun nos quedan tres semanas, las que emplearemos para bajar a Ruanda y Tanzania, ya os iré contando..

Un saludo.
Rafa 


Bueno os cuento un poco por donde andamos, acabamos de salir del parque nacional Massai Mara en Kenia. la verdad es que nos costó llegar hasta alli, pues nuestra intención era hacer un safari, pero andando, y eso no lo hacen las agencias, así que nos plantamos a duras penas en un pueblo Massai, a duras penas porque el transporte por la zona esta muy complicado ya que los massai no salen prácticamente del poblado y los transportes no son rentables.
El caso es que allí nos plantamos la Pilarcilla y yo después de casi cuatro horas de camino saltando de coche en coche. Hablamos con un massai y este nos preparo una ruta para dos días con un cocinero y un porteador.
-Queremos que nos lleves a ver bichos- le dijimos. El tío pilló su arco y sus flechas y ale, a patear por mitad de la sabana. Al principio pensábamos que era de pega eso de las flechas, pero cada vez que nos cruzábamos con otro massai iba igual, con el mismo arsenal y algunos hasta lanza.
Por las noches uno hacia guardia mientras nosotros dormíamos, por si se acercaban los elefantes o las hienas al olor de la comida. El primer día fuimos cresteando unas montañas y el segundo nos metimos en el mismo centro de acción de los animales, es impresionante cruzarte con una jirafa o ver salir corriendo a tu paso un rebaño de impalas y despertar de su siesta a una hiena que casi piso, salió disparada del susto y yo no os digo na, son súper grandes, casi como yo de altas.
Ha estado muy bien convivir con el pueblo massai durante estos cuatro días, parece mentira que en 2008 aun exista esta forma de vida prácticamente en la edad de piedra, hasta nos hacían fuego frotando los palos y valla vicio que tienen, yo pensaba que se tardaba un rato, pero los tíos lo hacen en menos que enciendo un mechero. Hemos tenido mucha suerte de dar con este pueblo tan apartado del turismo, ya que eso los hace aun más puros a nuestros ojos.
Se me olvidaba, no se si será verdad o no, pero el massai que nos hacia de guía nos contó que ha matado a algunos leones y alguno cara a cara, parecía sincero eh!! El caso es que llevaba la flecha siempre a mano y mirando hacia todos los lados y eso acojonaba.
Buenos amigos, el viaje se acaba y mis relatillos también, nos queda una semanilla, la que emplearemos para regresar a Uganda desde donde tenemos el vuelo de regreso el día 20. Así que este será el corto y cierro, ya os contaré cuando os vea la última.

Saludos y hasta pronto.
Rafa